Conozca los hechos

Oregon está atravesando por una crisis de adicciones, y la falta de servicios de recuperación contra la adicción está destruyendo la vida de muchos y empeorando los problemas más apremiantes de nuestro estado, como la indigencia. Todos los días mueren personas por sobredosis de drogas, y 1 de cada 10 ciudadanos de Oregon sufre de trastorno por abuso de sustancias. La pandemia solo ha empeorado las cosas; los datos del Departamento de Salud de Oregon indican que las muertes por sobredosis de drogas en el estado aumentaron 70% durante la primavera en comparación con el mismo período del año pasado. 

Mientras tanto, las personas de color, específicamente de raza negra y nativas americanas, así como las comunidades latinas y los ciudadanos de Oregon de bajos ingresos, se han visto desproporcionadamente afectadas por el planteamiento erróneo del estado que considera las adicciones como delitos en lugar de un problema de salud; estas poblaciones están poco representadas en el sistema de atención médica, pero figuran prominentemente en el sistema de justicia penal.

La Ley de Recuperación y Tratamiento de la Adicción a las Drogas ofrece una novedosa solución para ayudar de inmediato a los ciudadanos de Oregon y sus familias, en un momento en que la crisis de las adicciones en Oregon aumenta a un ritmo alarmante. 

 

 

La nueva ley de Oregon amplía el acceso a las opciones de tratamiento y abole los castigos severos e injustos para los delitos menores no violentos relacionados con drogas, para que así las personas que sufren de adicciones se puedan recuperar más fácilmente. Ya no será necesario arrestar ni encarcelar a las personas simplemente porque tienen pequeñas cantidades de drogas en su poder. En lugar de eso, se les ofrecerá una evaluación médica y serán remitidas a los servicios adecuados de tratamiento o de recuperación, incluidos los de asistencia domiciliaria, a fin de que puedan retomar sus vidas con normalidad.

Cómo funciona

1. La nueva ley aumentará la cantidad de proveedores comunitarios actuales para que se desempeñen como Centros de Recuperación contra la Adicción, a fin de que presten sus servicios en todo el estado, lo que permitirá evaluar de inmediato las necesidades de las personas que consumen drogas, así como remitirlas a los servicios de tratamiento, atención y otros.

2. Se despenalizará la posesión de drogas, lo que permitirá que esta clase de delitos dejen de ser tipificados como delitos menores y ahora se consideren infracciones civiles. En lugar de arrestos y antecedentes penales, las personas que sean encontradas en posesión de pequeñas cantidades de drogas recibirán un citatorio y una multa de $100. También se les proporcionará el número telefónico de una línea de atención 24/7 en la que se pueden poner en contacto con un especialista de un grupo de apoyo local. Este especialista realizará una evaluación de los servicios sociales que podrían ser necesarios en este caso. Luego de esta evaluación, la multa se anulará, y se remitirá a los infractores a servicios esenciales. Llame a la línea de asistencia al (503) 575-3769.

3. Se aumentará el acceso a los servicios esenciales, incluidos los siguientes:

  • Los servicios de tratamiento de salud del comportamiento, que son servicios basados en evidencias, están habilitados para el tratamiento de traumas, se prestan en función de características culturales específicas, son lingüísticamente accesibles y están centrados en los pacientes;
  • Los servicios de grupos de apoyo y recuperación, diseñados para ayudar a que las personas estén sobrias y libres de drogas;
  • Los servicios de vivienda para las personas que sufren de trastorno por abuso de sustancias;
  • Las intervenciones de reducción del daño, incluidas las de prevención de sobredosis, acceso al clorhidrato de naloxona y otras intervenciones educativas y de difusión.
  • Los servicios se pagarán con las subvenciones provenientes del excedente recaudado sobre el impuesto al cannabis, que supera los $45 millones anuales, así como del monto que se ahorre en la aplicación de esta ley.

4. Garantiza que exista supervisión y rendición de cuentas. La Ley señala que se debe crear un Consejo de Supervisión y Rendición de Cuentas, conformado por personas que hayan tenido experiencias relacionadas con la adicción y expertos en la prestación de los servicios mencionados. Con el apoyo del Departamento de Salud de Oregon, el Consejo determinará cómo se deben distribuir los fondos a los solicitantes de subvenciones, con el fin de que la comunidad tenga un mayor acceso a las opciones de cuidado. La Secretaría de Estado realizará auditorías financieras y de cumplimiento cada 2 años.

Esta Ley no legaliza ninguna droga.

En cambio, abolirá las sanciones penales en los casos de posesión de pequeñas cantidades de cualquier droga, que en la actualidad se tipifican como delitos menores, y las reemplazará con una multa. Esta multa se puede anular al recibir una evaluación en los Centros de Recuperación contra la Adicción, los cuales estarán abiertos las 24 horas del día en todas las áreas del estado.

  • No se modifica el código penal en lo que tiene que ver con el tráfico, la elaboración ni otros delitos relacionados con la comercialización de drogas. Estas actividades se seguirán considerando como delitos.
  • Tampoco se modifica la tipificación de otros delitos que podrían estar relacionados con el consumo de drogas, como conducir bajo los efectos de sustancias y el hurto.

Cronograma de la implementación

3 de diciembre del 2020: la Ley entra en vigor. Durante el primer año de vigencia de la Ley, al menos $57 millones en fondos del impuesto al cannabis se transferirán al Fondo de Servicios para Recuperación y Tratamiento de la Adicción a las Drogas.

1.º de febrero del 2021: las disposiciones de despenalización entrarán en vigor; se nombrará al Consejo de Supervisión y Rendición de Cuentas; se establece la línea telefónica de asistencia 24/7 (llame al 503-575-3769.)

1.º de junio del 2021: el Consejo establecerá las normas que regirán la distribución de los fondos de las subvenciones.

Octubre del 2021: los Centros/servicios de Recuperación contra la Adicción estarán disponibles en todas las regiones donde se encuentren las Organizaciones de Cuidado Coordinado (CCO, por sus siglas en inglés).

Top